Luz Pulsada

La diferencia más llamativa entre la luz pulsada y el láser es que la luz pulsada nos permite distinguir las diferentes gamas de colores del vello, desde el más oscuro hasta el más claro. Con el láser, dependiendo del color del vello, se utiliza un tipo u otro.

 

A la hora de realizar un tratamiento de fotorejuvenecimiento con luz pulsada, estamos mejorando los signos visibles y no visibles del envejecimiento cutáneo. Este tratamiento está teniendo mucha aceptación en personas con venitas en el rostro, manchas producidas por el sol, arrugas finas, poros dilatados, cara rosácea… Está especialmente indicado para rostro, cuello y manos.

 

El tratamiento con luz pulsada es un método seguro, ya que el personal médico especialista puede graduar la intensidad de los destellos, de modo que cada paciente recibe justo la cantidad que necesita, evitando enrojecimiento en la piel o que esta sufra innecesariamente.

 

Cada día son más las personas que nos solicitan una cita para ver si podemos eliminar el vello facial con luz pulsada, porque estas presentan un vello fino y claro, pero visible, junto con un color de tez suave. Los resultados son superiores a los esperados por el paciente, ya que no sólo desaparece el vello facial, sino su que su piel acaba estando más tersa y luminosa.

 

El tratamiento de luz pulsada se puede utilizar de forma individual, aunque si lo combinamos con otros tratamientos, este tiene un efecto fotorejuvenecedor muy visible.

 

No dejes que te cuenten lo que la luz pulsada puede hacer por ti, y llámanos al 651 652 321 o ven a visitarnos a la avenida de los Molinos nº 7, local 2. Te asombrará lo que la luz pulsada puede hacer por tu piel.