¿En qué consiste la microdermoabrasión con puntas de diamante?

Se trata de un peeling mecánico superficial con el que eliminamos las capas superficiales de la piel que contienen las células muertas, eliminando así gran cantidad de impurezas y proporcionando a la piel un aspecto más limpio y luminoso.

La técnica consiste en aplicar unas puntas con polvo de diamante que consiguen arrastrar esas células muertas de una forma indolora y sin dejar ningún tipo de marca. Se usa el diamante por ser un mineral inerte para la piel, de tal forma que no provoca ningún tipo de alergia o reacción.

Tras la realización de una microdermoabrasión se recomienda el uso de un factor de protección solar 30 en los meses de otoño/invierno y de un factor de protección solar 50 o superior en los meses de primavera/verano para evitar el riesgo de aparición de lesiones pigmentadas.

¿Para qué problemas puede ser útil?

La microdermoabrasión es un tratamiento que está indicado para un gran número de inestetismos de la piel.

Las afecciones que se beneficiar del tratamiento con microdermoabrasión con puntas de diamante son:

  • Acné y lesiones de acné.
  • Envejecimiento cutáneo/arrugas finas.
  • Preparatorio para peeling químicos.
  • Comedones y puntos negros.
  • Pieles apagadas.
  • Manchas leves de la piel
  • Prevención de las arrugas y el fotoenvejecimiento.

¿Cuándo se notan los efectos?

El efecto de la microdermoabrasión con puntas de diamante se nota de forma inmediata. Lo primero que se aprecia es un aumento en la suavidad de la piel. En las siguientes 24-48h se aprecia un aumento de la luminosidad y una mejoría en el aspecto general de la piel. Las pieles grasas o con poros gruesos notan cómo disminuye la secreción grasa y se atenúan dichos poros en pocos días.

¿Qué efectos secundarios tiene?

El leve eritema que se genera tras el tratamiento, es el resultado de la atracción de la sangre hacia la dermis con el consecuente aumento de aporte de nutrientes y oxígeno, efecto beneficioso para nuestra piel. Dicho eritema desaparece en cuestión de pocos minutos, de tal forma que la persona se reincorpora a sus actividades cotidianas de forma inmediata y sin presentar ningún tipo de marca o señal.

¿Cuántas veces se puede repetir el procedimiento?

La microdermoabrasión con puntas de diamante se puede realizar semanalmente, quincenalmente o mensualmente en función del problema que se quiera tratar. En el caso del acné se recomiendan sesiones semanales o quincenales hasta el control del mismo y a medida que se van consiguiendo resultados se van espaciando las sesiones de tal forma que se programan sesiones de mantenimiento cada 4-6 semanas. Lo mismo sucede en el resto de los inestetismos que se pueden beneficiar de este tratamiento; se suele comenzar con sesiones más frecuentes y posteriormente se va alargando en el tiempo. El uso continuado de la microdermoabrasión produce una estimulación constante en la renovación de la piel.

Contraindicaciones al tratamiento con microdermoabrasión

  • Pieles muy sensibles o con presencia de cuperosis.
  • Lesiones inflamatorias activas en la zona a tratar.
  • Infecciones activas en la zona a tratar.
  • Presencia de herpes de forma frecuente en el área del tratamiento (requiere tratamiento profiláctico previo con Aciclovir o similar).